WTC México. Montecito 38, Piso 33, Oficina 30, México, D.F.
(55) 9000-3344 Ext. 200 contacto@siie.com.mx
Soluciones Tecnológicas para la Empresa Mexicana

¿Para qué necesitamos un plan de negocio?

¿Para qué necesitamos un plan de negocio?

planeacionestrategica

La toma de decisiones es un ejercicio constante en el cerebro humano, procesamos la información disponible y trazamos un curso de acción inmediato a veces no plenamente conscientes de ello y a una velocidad sorprendente.

Emprender un negocio, modernizar una empresa, asociarse con otros empresarios, adquirir inventarios o equipos de trabajo pueden darnos magníficos resultados; sin embargo si no analizamos bien todas las implicaciones que estas decisiones conllevan, el fracaso puede ser estrepitoso, la planeación se convierte en primer paso hacia el éxito, todo negocio requiere un t tiempo de maduración calcular ese tiempo y saber qué hacer para que este proceso se lleve a cabo de manera apropiada, paso a paso es imprescindible.

Pero, ¿cómo se planean los negocios?, ¿cómo se calcula el tiempo de recuperación de lo invertido?, ¿de dónde se obtendrá el financiamiento necesario?, ¿cuál es el monto a invertir?, ¿cuánto capital de trabajo se requiere?, ¿cómo conozco a mi mercado?, ¿qué ventajas competitivas tengo?, ¿cuáles son mis desventajas?, y muchas preguntas más se responden con un plan de negocio.

El plan de negocio nos dará certidumbre, nos ayudará a trazar un camino a seguir, y nos permitirá evaluar el avance en el recorrido de ese camino, corregir desviaciones, tomar decisiones y cambiar estrategias, siempre con un objetivo claro y alcanzable.

Aspectos básicos de la planeación.

El proceso administrativo contempla las etapas básicas de Planeación, Organización, Operación, Dirección y Control, no es casual que todo comience con la planeación.

Antes de iniciar cualquier acción, es imprescindible determinar los resultados que pretende alcanzar el grupo social, así como las condiciones futuras y los elementos necesarios para que éste funcione eficazmente. Esto sólo se puede lograr a través de la planeación; carecer de estos fundamentos implica graves riesgos, desperdicio de esfuerzos y de recursos, y una administración por demás fortuita e improvisada.

Por estas razones es que la planeación precede a las demás etapas del proceso administrativo, ya que planear implica hacer la elección de las decisiones más adecuadas acerca de lo que se habrá de realizar en el futuro. La planeación establece las bases para determinar el elemento riesgo y minimizarlo. La eficiencia en la ejecución depende en gran parte de una adecuada planeación, y los buenos resultados no se logran por sí mismos, es necesario planearlos con anterioridad.

La visión prospectiva necesaria, es decir, la anticipación de un futuro deseado y el método a seguir para construir ese futuro y convertirlo en una realidad son la clave. Sin esta visión de futuro la planeación carece de sentido, definir un objetivo que debe lograrse en un tiempo predeterminado es la esencia de la planeación en los negocios.

Ahora bien, es importante mencionar que la planeación es un principio, pero no se detiene, los negocios están vivos y constantemente debe innovarse, ello implica comenzar una y otra vez el proceso de planeación en diferentes sentidos y en diferentes áreas de la empresa.

La estrategia

Cuando un bien o servicio ha sido bien recibido por la sociedad y ésta retribuye a la empresa proveedora de éstos pagando el precio estipulado y demandando el producto, de inmediato surge la competencia. La competencia no solo se refiere al mercado, la competencia comprende todos los recursos de la empresa, se compite por RH, Tecnología, y Recursos Económicos.

Para enfrentar a la competencia se requiere tener una estrategia, es necesario que las empresas definan con claridad su quehacer, su porqué hacer, y su cómo hacer.

La planeación estratégica define todo esto con:

a) Misión (qué hace la empresa y para qué).

Se define como la razón de ser de la empresa, para qué fue creada, la misión es un término administrativo que se iguala al concepto del objeto social de una sociedad mercantil, analicemos esto con mayor detenimiento. El objeto social de una empresa define las actividades que ésta realizará acreditando que son lícitas y que generaran a la empresa una fuente de ingresos obtenida de una sociedad satisfecha con los bienes y/o servicios que esta le proveerá; además se tipifica como una causa de disolución de la sociedad mercantil, la extinción de su objeto social, es decir que ya no tenga razón de ser su actividad, ningún beneficio para la sociedad.
La misión entonces no debe perderse, la razón de existir de una empresa debe ser permanente para que ésta pueda vivir eternamente.

El ciclo de vida de las empresas es:

Nacer, Crecer, Crecer, Crecer y siempre Crecer…

Congruente con ello también se establece para las empresas constituidas como sociedades mercantiles, una duración de la sociedad de 99 años, con ello queda claro que la ley reconoce que la vida de la empresa trascenderá a la de sus creadores (empresarios).

En las Normas de Información Financiera del Instituto Mexicano de Contadores Públicos se establece también un postulado conocido como Negocio en Marcha, que establece la existencia permanente del negocio salvo prueba en contrario; es decir su extinción jurídica por disolución de la sociedad, quiebra, o defunción.

La Misión debe establecerse por los fundadores del negocio o sus propietarios en activo, son ellos los que con claridad saben para qué arriesgan su patrimonio en la realización de la empresa.

b) Visión (qué pretende lograr la empresa en un plazo definido).

La visión es la base de la estrategia a mediano plazo, consiste en definir qué se quiere lograr al cabo de un tiempo. Se establece como un firme propósito que debe alcanzarse en un plazo y para el cual se deberán implementar mecanismos de medición que permitan evaluar el avance hacia el logro de lo deseado.

Es responsabilidad del Director General de la empresa definir esta visión y transmitirla a todos sus colaboradores, con ello se garantiza la convicción y el compromiso de todos, pero para ello se necesita definir también los objetivos y metas que deberán irse logrando a través del tiempo para retroalimentar a todos, corregir desviaciones y hacer todos los cambios necesarios para lograrlo.

c) Valores (cómo trabajará la empresa en la búsqueda de su misión y visión).

Una parte fundamental en la planeación estratégica es definir el cómo se va comportase la empresa frente a su competencia, en este sentido los valores morales de sus propietarios deben transmitirse a sus colaboradores, hacerse vivenciales y ser compartidos por todos.

Los valores deben definirse con toda precisión, pues es fundamental que sean aplicables a todos los miembros de la organización y que todos entiendan lo mismo.

Es muy peligroso poner en la empresa una lista de valores que no se cumplan, esto genera inconformidad, incertidumbre y desapego, la incongruencia entre lo que se dice y lo que hace es un camino franco al fracaso empresarial.

Por el contrario, cuando los valores están presentes en la organización, aquella persona que no comulgue con ellos se sentirá incomoda, observada y se auto descartará permitiendo a la empresa consolidarse con quienes se identifican plenamente con sus formas de hacer.

Para asegurarse que todos trabajen con los mismos valores además de definirlos con claridad al transmitirlos, hay que asegurarse de que en las políticas y procedimientos de nuestros manuales no se contravengan y más aún éstos estén perfectamente alineados.

Seguiremos revisando cómo redactar la Misión, Visión y Valores, como sustento de la planeación estratégica en nuestro siguiente Blog, los espero...

LC y MBA Daniel Roberto Béjar López
Consultor especialista en PyMEs

2 Respuestas

  1. gerardo alatorre palma

    Me interesa. Saber cimo mejorar mi negocio es restaurante bar

    • admin

      Gerardo, muchas gracias por tu participación, con gusto preparamos algo de acuerdo a tu giro, te mantendremos al tanto, saludos!!

Agregar comentario